Graf von Falkenstein

Un título nobiliario medieval con derecho de blasón – disfrute de un apellido caballeresco. Ya el apellido de este linaje crea asociaciones con castillos situado en la cima de una montaña – por eso era tan popular en época medieval. El linaje de Falkenstein residió en el castillo del mismo nombre emplazado en la montaña de Donnersberg, en el Palatinado.

número de artículo
V-3075

34,90

además de 19 % IVA además de Los gastos de envío



Las señoras recibirán el título de "Gräfin von Falkenstein" (Condesa de Falkenstein)

El castillo Falkenstein de Donnersberg en el Palatinado fue erigido en 1135 y posteriormente asediado y tomado por los franceses en 1647. Se hicieron volar los muros exteriores. 1794: el linaje de los Falkenstein, propietarios del castillo, ya se había extinguido. La propiedad pasó por manos diversas hasta ser finalmente adquirida por el municipio de Donnersberg y reconstruida parcialmente a partir de 1979..

En la primera mención documental del castillo realizada en 1135, como señor del castillo figura un tal Siegebold de Falkenstein. Los 40 años siguientes son históricamente inciertos. Tras 1170 aparece en los anales la familia de Bolanden como señores del castillo, pero el nombramiento oficial de Felipe IV de Bolanden como Felipe I de Falkenstein no se produjo hasta 1233. Felipe tuvo dos hijos, Felipe II y Werner, con los cuales el linaje de Falkenstein se dividió en dos líneas, las de Butzbach y Lich.

No obstante, la historia del linaje de Falkenstein no se desarrolló únicamente en el Palatinado. A causa de la extinción del noble linaje de Hagen-Münzenberg con el que estaban emparentados, los Falkenstein obtuvieron extensas posesiones en la región de Rin-Meno, por ejemplo en Offenbach, y edificaron el castillo Neufalkenstein en la cordillera del Taunus, en las inmediaciones de Königstein.

La línea de Butzbach produjo entre otros a Kuno II de Falkenstein, príncipe elector y arzobispo de Tréveris de 1362 a 1388. En aquel entonces, ese puesto era uno de los más influyentes en el Sacro Imperio Romano Germánico. Tras su muerte, su sobrino segundo Werner III de Falkenstein, perteneciente a la línea de Lich, asumió este importante cargo y, como señor de Offenbach, se enfrentó entre otras a la poderosa ciudad de Fráncfort. La línea masculina del linaje de Falkenstein se extinguió tras su muerte.

Sus herederos fueron los influyentes señores de Eppstein y los condes de Solms. Aunque el linaje de Eppstein se extinguió en el siglo XVI, la línea de los condes de Solms ha sobrevivido hasta nuestros días. Como última superviviente femenina de los Falkenstein se recuerda a Ana, la hermana de Werner III, quien en Dreieichenhain, una villa perteneciente a las posesiones de su familia, fundó un hospital que en 1750 fue trasladado a Offenbach. Según se dice, como fundadora este hecho le afectó tanto que desde entonces no encontró paz en la tumba y su fantasma anduvo rondando por ahí hasta mediados del siglo XIX

  • Un precioso certificado de nombramiento
  • Un escudo propio con pleno derecho de blasón
  • Un mapa histórico de Alemania
  • Una explicación detallada
  • La historia familiar

Nach oben